Al comenzar cada semestre con nuevos estudiantes, me gusta comparar el proceso de aprendizaje con el entrenamiento de los levantadores de pesas para una competencia. No pueden simplemente hacer todo el entrenamiento el día anterior para competir al día siguiente, ¿o sí?.

Nuestro sistema educativo, basado en los resultados de exámenes como indicador del éxito, es uno de los promotores de esta práctica. Es por eso que conocemos compañeros de clases a quienes les va muy bien sólo con un maratón de estudio el día anterior – o peor todavía, la noche anterior. La mayoría de los exámenes están basados en conocimientos superficiales que pueden ser atiborrados en nuestro cerebro el día anterior, y esto en realidad funciona muy bien. Mantener el conocimiento fresco en la mente de los estudiantes por un breve período, para que pueda ser luego regurgitado durante el examen, aparentemente puede producir resultados decentes.

Sin embargo, los conocimientos aprendidos de esta manera no permanecen en la mente de los estudiantes por mucho tiempo. Un día o dos después del examen, desaparece por completo, como si nunca lo hubieran estudiado.

Por el contrario, un buen número de investigaciones científicas apoyan la estrategia de la práctica intercalada. Espaciar las sesiones hace más fuertes las conexiones neuronales vinculadas a lo que queremos aprender, y trae muchos beneficios a largo plazo. Un estudio publicado en la revista de psicología cognitiva aplicada, muestra evidencia de los beneficios de la práctica intercalada al enseñar vocabulario a niños de quinto grado. Adicionalmente, este artículo en inglés de la revista Scientific American, muestra más autores y estudios con evidencias a favor del aprendizaje espaciado en tiempo.

En definitiva, la práctica intercalada es la estrategia a seguir si queremos aprender algo realmente. Además de la famosa regla de practicar una habilidad por diez mil horas para hacernos expertos en alguna materia, debemos considerar intercalar estas horas de práctica para que nuestro aprendizaje sea efectivo y permanente.

Artículo de Barb en Linkedin

Aquí dejamos un artículo en inglés escrito por Barb que se ha hecho todo un hit en LinkedIn “I was your basic anti-tech type; then I became an engineer. Here’s how I made the shift.”. Si están buscando por inspiración sobre cómo puedes cambiar y crecer a través del aprendizaje, incluso si sientes que nunca serás tan bueno como otras personas con quienes trabajas, este artículo es para tí.

Este artículo es una maravillosa introducción al nuevo libro de Barb “Mindshift”, así que si te gustó el artículo, te encantará el libro. (Y si ya lo leíste, puedes dejarnos tu opinión). También puedes escuchar el audio, narrado por la propia Barb, con la prueba gratuita de Audible.

Especialmente, queremos hacer mención al MOOC “Mindshift”, ¡que ya cuenta con más de 35.000 alumnos inscritos!. Además, está en el primer lugar de la lista de Class Central en la categoría de MOOCs de desarrollo personal. También dejamos un enlace al blog de Coursera con un artículo sobre el proceso de creación de este MOOC.

Video de la Semana

Esta semana, recomendamos un video de TED en español muy inspirador: “Actitud”, de Víctor Küppers.

Libros de la Semana

Los libros recomendados esta semana, relacionados con el tema de nuestra actitud ante las adversidades son: “No es cuestión de leche, es cuestión de actitud”. Este bestseller narra la manera de construir una vida provechosa a partir de una herramienta humana importante: La actitud.

Adicionalmente, recomendamos un libro sobre la actitud mental positiva y la influencia de la mente en el éxito, la salud y la prosperidad. De la mano del pionero motivacional Napoleon Hill, recomendamos “La Actitud Mental positiva”, retomando varias ideas del famoso libro “La Ley del Éxito”.

Eso es todo por esta semana. ¡Que tengan una feliz semana en Aprendiendo a Aprender!

Orlando Trejo

(y Barb, Terry y todo el equipo de «Aprendiendo a Aprender»)

Síguenos en Facebook | Síguenos en Twitter | Únete al Hall de la Fama de Aprendiendo a Aprender

0