La semana pasada, conversamos sobre cómo orientar nuestras pasiones y aptitudes alrededor de un plan de desarrollo personal. Es una buena estrategia moldear este plan en forma de “T”, con conocimientos profundos en un área o habilidad, y complementarlo con conocimiento superficial en muchas otras áreas. Incluso, es posible añadir conocimientos profundos en una segunda área y dar a nuestra carrera una forma de “π” ( ¡como Barb siendo licenciada en idiomas eslavos y profesora de ingeniería!).

Desde luego, también es importante incluir en nuestro plan de desarrollo profesional actividades o áreas que nos apasionen. Sabemos que sentimos pasión por algo cuando esa parte de nosotros no necesita ser recordada ni recompensada por otras personas, y sentimos placer al dedicarnos a cierta actividad sin necesitar una razón lógica. Por ejemplo, cuando éramos niños y nos gustaba ir a la playa, no pensábamos en qué beneficios a corto o largo plazo nos traería construir un castillo de arena. En ese momento, el castillo de arena, (o fuerte de almohadas, o torre de bloques de construcción) era nuestro espacio en donde éramos creadores y soñadores a nuestra propia discreción. No necesitábamos que nuestros padres nos recordaran la hora de jugar, era una afinidad que estaba embebida en nuestra mente de manera natural.

Al llegar a adultos, nuestra estructura mental cambia y pasa a estar más orientada a hacernos productivos. Antes de iniciar una actividad o proyecto, pensamos detalladamente cuál sería el beneficio que obtendríamos. Cada persona tiene su indicador personal de éxito, ya sea dinero, fama, conocimientos, visibilidad, filantropía entre muchas otras. Es muy fácil sentirse abrumado cuando pensamos constantemente que no estamos en el camino correcto cuando hay tantas alternativas a nuestro alcance y no hacemos tantas cosas como deseamos.

Es por esta razón que escuchamos frecuentemente la recomendación genérica de “seguir ciegamente tu pasión”. Este enfoque opuesto, en el otro extremo de una carrera productiva, también puede ser contraproducente cuando tenemos cuentas que pagar. La mejor solución a este dilema está en seguir un punto intermedio, y balancear nuestra pasión y carrera profesional como nuestro héroe en neurociencia Santiago Ramón y Cajal (un apasionado del arte con una carrera en medicina).

Este balance encaja perfectamente en un plan de desarrollo en forma de “π”. En el mundo moderno, es difícil que encontremos algo que nos apasione y con lo que nos ganemos la vida al mismo tiempo. La mejor idea es buscar un punto de equilibrio alimentando nuestra pasión al punto de desarrollar experticia en una segunda área, y a la vez seguir nuestras metas de desarrollo profesional.

En este hilo del foro, puedes comentarnos cuál es tu pasión, y cómo se complementa con tu carrera profesional. Mi caso personal, curiosamente es parecido al de Barb. Actualmente soy profesor de ingeniería y desde que era adolescente me dediqué a los estudios de idiomas en paralelo. Te invitamos a que nos comentes sobre aquello que te apasione, así conoceremos de primera mano a colegas con pasiones y carreras similares.

Libros de la Semana

El libro recomendado de la semana es “El Elemento: Descubrir tu pasión lo cambia todo”, del PhD Ken Robinson, en donde conoceremos historias de personas exitosas que comparten pasión por lo que hacen. Son casos de éxito profesional de personas como Matt Groening (creador de los Simpson), el empresario Richard Branson y Ariana Huffington (fundadora del Huffington Post). El autor hace una revisión de la búsqueda del punto de equilibrio entre la pasión y el éxito, en una sociedad en donde se sobreestiman los logros económicos. También está disponible la versión en audio en español (que puede ser obtenida con la prueba gratuita de Audible).

Otro libro interesante que combina ideas de pasión y emprendimiento es: “El mejor negocio del mundo: Descubra cómo hacer un negocio rentable haciendo lo que más disfruta”. Este libro resalta la idea de hacernos buenos en aquellas actividades que disfrutamos, y explorar las posibilidades de negocios a partir de ello.

Barb de visita en Kyoto, Japón

Barb estará de visita este mes en Japón, en la ciudad de Kyoto. Si te encuentras cerca y deseas asistir a un encuentro con ella, hazlo saber a través de este hilo del foro.

Adicionalmente, en este enlace podrás acceder a un artículo de Barb publicado en la revista Time, en donde describe cómo el síndrome del impostor fue (es) un superpoder en su carrera.

Mensajes semanales de “Aprendiendo a Aprender”

Respondiendo a la duda de varios estudiantes, si están interesados en recibir nuestras comunicaciones semanales en español (igual que esta), con información actualizada sobre aprendizaje, noticias sobre Barb (y el resto del equipo de “Aprendiendo a Aprender”), y recomendaciones sobre artículos, libros y MOOCs de desarrollo personal, sólo basta con estar inscritos en nuestro curso en Coursera.

Eso es todo por esta semana. ¡Que tengan una feliz semana en «Aprendiendo a Aprender»!

Orlando Trejo

(y Barb, Terry y todo el equipo de «Aprendiendo a Aprender»)

Síguenos en Facebook | Síguenos en Twitter | Únete al Hall de la Fama de Aprendiendo a Aprender

0